Mi lista de blogs

Labels

Tags

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Random Post

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.

Translate!!

Encuentralo!!

http://lasillaenfadada.blogspot.com.es

¿Te gustaría colaborar con reseñas en La Silla Enfada?

Envianos un E-Mail: lasillaenfadada@hotmail.com



Canción del día (Song of the Day)

Canal YouTube: LaSillaSónica

Canal SoundCloud: LaSillaSónica

Twitter

Colaboradores

Pages - Menu

sábado, 30 de agosto de 2014

 THE SMASHING PUMPKINS
"SIAMESE DREAM"
Virgin Records
1993



Continuamente me pregunto si pudiera volver atrás, ¿qué cambiaría? La verdad es que no lo se, me siento tan satisfecho como insatisfecho por partes iguales de todo lo que he llegado hacer a lo largo de los ultimos años 20 años. Y luego está el tiempo. El tiempo que pasa y no vuelve y se quedan tantas cosas por el camino que nunca mas vas a poder recuperar. Supongo que vivir en un limbo perpetuo es la forma mas acertada de nombrar el vacío, un vacio de ilusiones, proyectos y de historias donde la pasión y el deseo tan solo son un vacío estéril como un desierto. Me jode hablar asi porque es mas propio de un veinteañero que de alguien que está a un paso de cumplir los 37 y que deberia tener una vida hecha, completa y satisfactoria, pero supongo que el mensaje desalentador es generacional, aunque no quiera soy hijo de Douglas Coupland. Me he sentido muchas veces como Siamese Dream, ese caminar por el otoño, cuando no tienes una dirección clara, ni tampoco sabes exactamente qué estás haciendo ahí fuera en la lluvia, en la oscuridad, pero hay una cierta fuerza allí arriba que te muestra el camino, en voz baja. Es también el sonido de los años 90, con uno de los mejores productores de los 90 (Butch Vig), y sobretodo poesía de los 90, los años melancólicos, años de perfección y como Billy Corgan fue capaz, a través de sonidos elegantes de guitarras y una voz a veces desgarradora, de introducirse en ti, como un puño en el pecho, para agarrar esas mariposas inútiles y molestas que la gente identifica con el amor, y luego acariciarte, con las manos aún chorreando sangre.
1993 aunque ya está muy lejos, vale la pena volver de nuevo y escuchar su música. Y ya no hablo de simple nostálgia, sino el punto de impacto que trasmitio "Siamese Dream" y que no perdono a nadie. Como se puede resumir en pocas palabras tal impacto... Un álbum que trasmite dureza, enfadolágrimas y melancolía a raudales. Suena más que cualquier otro disco de los Smashing Pumpkins al sonido de los 90, así de irresistible y sorprendente, es una auténtica roca monolita.
Bien es sabido que con "Mellon Collie" Billy Corgan lanzó su mejor best-seller, golpeando y destruyendo a todo lo que se encontrada por su paso. Sobretodo con su archifamosa "1979", una cancion que es la marca generacional para todos los que ya sobrepasamos los 30, si, ya es la segunda vez que digo la palabra generacional y no sera la ultima ya que no es un album al uso como bien podriamos pensar. Con "Siamese Dream" somos testigos de un estado absoluto de gracia en la composición y no hay pérdida de estilo con su predecesor Gish. Existen múltiples influencias, pero podrían describirse como una síntesis de post rock, noise y hard rock con un gran talento melódico. Billy toma elementos del sonido de My Bloody Valentine y los entrega en un formato mucho más perjudicial, directo y comercial

Dejando a un lado el juego de referencias e influencias, el adjetivo que se debe atribuir a "Siamese Dream" es de "obra maestra"; canciones que nunca se pierden por el camino. A menudo las distorsiones son como puñales que nosotros invertimos como ondas de choque para apropiarnos de sus melodias etéreas que entran en nuestro ser para inundandonos de todo tipo de sensaciones y sentimientos, "Quiet" es el ejemplo mas representativo de esa tortura existencial. "Today" es un tema que suena salido de una caja de musica donde la muñeca baila al compas de su delicada nota, quien hubiera dicho que este tema fue escrito cuando Corgan estaba sumiso en una profunda depresion y apunto de hacer lo mismo que Kurt Cobain haría un año despues. “Era un suicida en potencia, incluso llegué a planear cómo sería mi muerte. Imaginaba en mi cabeza la forma de hacerlo, empecé a regalar mis discos y también pensaba en cómo sería mi funeral. Era algo de locos”.  Pero no todo se basa en autodestruccion aqui se ahonda mucho en guitarras acústicas, dulces, como en "Sweet Sweet", un oasis de paz y ruido, una marca para la mayoría bandas del movimiento grunge. En tal caso, la inconfundible voz de Corgan y el baterista Jimmy Chamberlin nos abruman. No olvidemos que estamos en la era del grunge, aunque ellos no eran de Seattle y si de Chicago.
El disco nos da la bienvenida con la mejor canción de la carrera de los Smashing: "Cherub Rock". Un redoble de tambores como si de una ejecucion militar se tratara. A continuación, una guitarra limpia, repite cada vez más fuerte, introduciendose a su vez el bajo creciendo todo bajo la oscuridad teñida de Chamberlin. 55 segundos de música pura y dura son los que transcurren hasta que Corgan
estalla diciendonos frases punzantes entre guitarras distorsionadas, lo cual tiene el efecto de terremoto. A lo largo de la canción no nos abandona un infierno de fuzz y riffs, incluyendo melodías mínimas y variadas que hacen un gran efecto de estupefaccion, como continuos golpes bajos y directos, culminando un espléndido final que desde el inicio a ido creciendo. Las sorpresas vienen una detrás de otra. "Today" es una canción que realmente te hace soñar, además de sumergirnos en los años 90 inequívocamente hablando. "Rocket" contiene una guitarra con sonidos extraños que nos desplaza hacia algo que no sabemos difirenciar de donde viene, es una pieza acústica de lo mas orquestal. "Disarm" es el tormento y el dolor de un desamor hecho cancion, siendo es uno de los vértices del álbum, tanto para la letra como la melodía. Imposible no mencionar a continuación "Geek EE.UU.", es la cancion que un baterista debe hacer trucos acrobáticos, aqui revelan sus influencias de metál. Lo mismo para el largo bacanal psicodélico de "Silverfuck" escucharla tiene el mismo efecto que disfrutar plenamente de un buen alucinógeno. Las últimas canciones son autenticas perlas "Mayonaise", es el caballo de batalla de Corgan y sus socios, tierna, melancolia, lisergica, ensoñadora, no hay descripcion en la RAE para ella, lo unico que puedo decir es que es un manifiesto a la música, y luego llega "Spaceboy" mostrando boca arriba todas sus cartas haciendo de la mejor manera ese lado acustico, suave y melódico. Siamese Dream es peligroso y veces te hace sentir  suicida como Billy Corgan, que en ese momento llegó a planear repetidamente a tientas ese último gesto. Se convirtió aislado incluso de otros miembros de la banda, y se mantuvo al borde de la locura y de una salud destruida. Regaló registros y guitarras, como si este trabajo tenía que ser su despedida.
Tenemos que admitir que Smashing Pumpkins hoy ya no gozan de la creatividad que escribieron en el pasado, pero también es un poco culpa de las publicaciones posteriores a 1998, muy tenues por asi decirlo. Este factor de coste es el precio cuando realizas varias obras maestras seguidas, algo parecido le ocurre a otro icono de los años 90 como Pearl Jam. E
s un disco para recuperar y escuchar antes de morir. Siamese Dream es la rabia de una tarde de primavera, es la tristeza de una mañana de invierno y es la esperanza de una noche de verano.


Puntuación *10/10

SERGIO VERDIELL 

Blogroll

Flag Counter